Mostrando entradas con la etiqueta acido acetilsalicilico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta acido acetilsalicilico. Mostrar todas las entradas

martes, marzo 21

La relación entre Sindrome de Reye y aspirina

Los medicamentos con ácido acetilsalicílico,aspirina el más conocido, no deben administrarse a niños menores de 12 años,salvo indicación médica.

Y niños entre 12 a 15 años con fiebre también deben evitar la aspirina.

niños y aspirina

Y eso es porque aunque las causas del síndrome de Reye todavía no son conocidas completamente, si se observa como se incrementan los casos si asociamos infección vírica y ácido salicílico en la población infantil.

Esta enfermedad presenta con encefalopatía y degeneración grasa del hígado. Principalmente afecta a niños menores de cinco años,pero también se ha descrito en niños mayores y en adolescentes.

El síndrome de Reye es una enfermedad muy rara pero en ocasiones es mortal.

Comienza de un modo repentino con vómitos. A medida que la enfermedad progresa hay confusión y letargo,cambios en el comportamiento,crisis epilépticas,pudiendo llegar al coma.

Dependiendo de la severidad del coma el pronóstico será mejor o peor.

No existe ningún tratamiento específico para la enfermedad de Reye,salvo medidas de soporte vital.

Es por ello que la prevención es tan importante.

La prevención ha conseguido que descienda notablemente la aparición de este síndrome asociado a enfermedad viral y ácido acetilsalicílico en niños.

De este modo los medicamentos con ácido acetilsalicílico incluyen en su información  que no deberán utilizarse en niños menores de 12 años y en los mayores de hasta 15 años con fiebre.

Existen otros analgésicos y contra la fiebre como paracetamol o ibuprofeno que pueden usarse en niños y no relacionados con la enfermedad de Reye.

No sólo hay que tener precaución con los analgésicos y antitérmicos con ácido acetilsalicílico sino también con anticatarrales y otras especialidades farmacéuticas que puedan contenerlos.

En conclusión no administrar ácido acetilsalicílico a niños y adolescentes que presenten o haya presentado un cuadro viral ,pues aumenta el riesgo de padecer enfermedad de Reye.

Espero que te haya gustado el artículo de hoy y que lo compartas.

Cualquier duda utiliza el formulario de contacto.

¡Hasta pronto!

sábado, febrero 2

AINES


El vocablo ha pasado a ser bastante popular. Ya son muchos los que manejan en su vocabulario con mucha soltura estas siglas. Y muchos conocen para que se usan.

farmaceuticainmavinue

No se debe olvidar, que como fármacos que son ,requieren en la mayoría de las ocasiones una vigilancia estrecha por parte de los profesionales médicos; si bien en algunas patologías o síntomas menores, pueden ser dispensados en la farmacia, junto con algunos consejos.

Propiedades de los aines

Los AINES son un grupo muy variado y heterogéneo de fármacos con propiedades Analgésicas y Antipireticas,también Antiinflamatorias para la mayoría.

farmaceuticainmavinue
AINES significa “Antiinflamatorios no esteroideos”, para diferenciarlos de los antiinflamatorios esteroideos con un mecanismo de acción diferente y una estructura química distinta.

Familias de AINES


Clásicamente los AINES se han clasificado atendiendo a su estructura química.

Así se distinguen hasta nueve grupos distintos de AINES. Os nombraré unos cuantos de cada grupo.

  • Grupo 1 de los Salicilatos: aquí nos encontramos con el clásico acido acetilsalicilico, prototipo de los salicilatos acetilados, y otros como el acetilsalicilato de lisina.
  • Grupo 2 de los Paraaminofenoles: Paracetamol. Estos no son antiinflamatorios.
  • Grupo 3 o Pirazólicos: Metamizol, Benzidamina……..
  • Grupo 4 o Arilpropiónicos: Ibuprofeno, Naproxeno, Flurbiprofeno, Ketoprofeno,……….
  • Grupo 5 o Arilacéticos: Indometacina, Ketorolaco, Diclofenaco……
  • Grupo 6 o Fenamatos: Acido mefenámico, acido niflúmico….
  • Grupo 7 o de los Oxicams: Piroxicam, Meloxicam, Nimesulida………
  • Grupo 8 o Coxibs: Celecoxib, Parecoxib……..
  • Grupo 9, otros: Clonixinato de lisina…………

Como actúan los AINES


El efecto antiálgico. Los AINES actúan inhibiendo la ciclooxigenasa, enzima importante en la producción de prostaglandinas. Estas a su vez son unas sustancias mediadoras del dolor y la inflamación.

La ciclooxigenasa presenta dos formas: COX-1 y COX-2.

La mayoría de Aines no son selectivos, inhiben tanto la COX-1 como la COX-2, excepto los Coxibs, meloxicam, nimesulida, nabumetona que son inhibidores selectivos de la COX-2.

El efecto antiinflamatorio se debería a la inhibición de la COX-2 y a la inhibición de la síntesis de eicosanoides.
Al inhibir la COX-1 también inhiben las prostaglandinas protectoras de la mucosa gastrointestinal, de ahí que un efecto adverso importante sea su capacidad lesiva de la mucosa gástrica.

Y por ello también presentan mejor tolerancia gástrica los que inhiben selectivamente la COX-2.


farmaceuticainmavinue

Además poseen acción antipirética. Reducen la temperatura corporal cuando esta previamente aumentada por acción de pirógenos, es decir cuando hay fiebre. Si no hay fiebre, no bajan la temperatura.

Acción antiagregante plaquetaria. Las plaquetas poseen COX-1. Los AINES  no selectivos por lo tanto afectaran a la agregación plaquetaria y el tiempo de sangrado.

La aspirina o acido acetilsalicilico inhibe de un modo irreversible la agregación plaquetaria, por lo que esta actividad perdura varios días después de su ingestión. Otros AINES producen una inhibición reversible que persiste mientras el fármaco se encuentra en sangre.

Por ello el acido acetilsalicilico se usa como antitrombotico a pequeñas dosis y también por esa razón los enfermos en tratamiento con anticoagulantes no pueden tomar AINES no selectivos, salvo paracetamol, porque hay riesgo de hemorragias.

farmaceuticainmavinue

Acido acetilsalicilico y derivados


Poseen actividad analgésica, antipirética, antiinflamatoria y antiagregante plaquetar.

Además a dosis altas el salicilato se comporta como uricosurico (elimina acido úrico por orina).

Su principal reacción adversa tiene lugar a nivel gastrointestinal. 

Su efecto lesivo sobre la mucosa gastrointestinal es mayor para el acido acetilsalicilico y disminuye para las sales, y las formas solubles y de liberación retardada.

No deben tomarlo niños, ya que en ellos se ha descrito la aparición del síndrome de Reye, al ser tratados con AAS durante infecciones víricas.

Son útiles como analgésicos solos o asociados a un opiáceo menor como la codeína, en dolores dentales, cefaleas, jaquecas, dolores postoperatorios, dolor de regla etc.

Útiles como antiinflamatorios en artritis reumatoides, osteoartrosis, tendinitis, bursitis…

También se usan como antiagregantes plaquetarios a dosis bajas de 100 o 300 mg.

Paracetamol o acetaminofeno


Este es antipirético y analgésico con escasa actividad antiinflamatoria. Se considera de elección en dolores moderados si no existe componente inflamatorio.

En sentido estricto no es un AINE.

Su principal riesgo es la toxicidad hepática.

Metamizol o dipirona

Es un derivado de pirazolona ,menos lesivo para la mucosa digestiva ,y que posee una ligera acción relajante de la fibra muscular lisa, por lo que es útil en dolores de tipo cólico.

Su principal reacción adversa es la agranulocitosis y anemia aplasica.

Ibuprofeno, Naproxeno, Ketoprofeno, Flurbiprofeno, Piketoprofeno……..


Todos con actividad analgésica, antitérmica, antiinflamatoria y antiplaquetaria.
 Se diferencian en el tiempo que dura su acción, lo que incide en su pauta de dosificación. Algunos requieren tres tomas diarias y en otros se reduce a dos.

El ibuprofeno es el que mejor tolerancia digestiva presenta, pero posee menor actividad antiinflamatoria que otros AINES.

Indometacina

Es muy eficaz frente a la artritis reumatoide y muy útil en ataques agudos de gota y como profilaxis de ataques recurrentes.

Si bien posee reacciones adversas neurológicas frecuentes como cefaleas, vértigo, confusión mental…., lo cual se evita administrando el fármaco por vía rectal antes de acostarse.

farmaceuticainmavinue

Algunos consejos sobre AINES

  • Tomar los aines con comida o leche, para reducir molestias gástricas.
  • Si aparecen erupciones cutáneas, dolor estomacal, heces oscuras, alteraciones visuales, edema o dolor de cabeza prolongado consultar al profesional médico.
  • Si aparece alguna reacción de tipo asmático igualmente recurrir al médico.
  • No tomar estos medicamentos más de siete días seguidos sin consultar al médico.
  • Durante tratamientos prolongados es preciso controlar la función hepática.
  • No exceder la dosis máxima diaria que indique el prospecto.
  • Cuidado con el sol, ya que se han descrito algunas reacciones de fotosensibilidad en algunos pacientes tratados con AINES.
  • Los antiinflamatorios administrados en embarazo a término pueden retrasar el parto.
  • En pacientes con riesgo de desarrollar ulceras digestivas por la ingestión de AINES deben considerar la administración preventiva de protectores gástricos del tipo de inhibidores de la bomba de protones, antihistamínicos H2 o misoprostol.

Historia

Quería mencionar el origen del primer aine y que es la corteza de sauce.

La corteza de sauce fue utilizada durante muchos  siglos por diferentes culturas como remedio analgésico y antifebril.
La corteza de sauce es rica en salicina, sustancia que le proporciona las actividades descritas.  

A partir de ella se desarrollo el acido acetil salicílico , que a principios del siglo XIX salió al mercado con el nombre de aspirina.

Posteriormente se desarrollarron otras moléculas como la indometacina y la fenilbutazona.

La investigación en el campo del dolor y la inflamación ha sido abundante dando lugar a todas las estructuras químicas mencionadas al principio, siempre buscando mejorar la relación beneficio/riesgo.

No solo se han desarrollado nuevas moléculas, sino también formas de presentación novedosas con recubrimientos entéricos o formas de liberación programadas que permitan una menor agresividad en la mucosa digestiva y unas concentraciones más constantes del fármaco en sangre.

sábado, enero 26

Como curar el lumbago



La lumbalgia  o lumbago es un problema de salud bastante frecuente. Representa el segundo motivo, después de la gripe, de consulta al profesional médico de la atención primaria en España.
El lumbago tiene generalmente un buen pronóstico en el 90% de los casos, y se resuelve dentro de las seis semanas siguientes a su aparición.


La lumbalgia es una entidad clínica que se caracteriza por dolor en la región vertebral o paravertebral lumbar.

Se acompaña generalmente de tensión muscular en dicha zona, que incluye las cinco últimas vertebras lumbares y el sacro.

Tipos de lumbago


Lumbalgia simple, en la que no irradia el dolor a ninguna otra zona sino que queda localizado en la zona lumbar.
 Lumbalgia irradiada, en la que el dolor irradia por una o ambas piernas, siguiendo el trayecto de un tronco nervioso.
En la ciática o lumbociatica el dolor irradia desde la región lumbar hasta el pie por el trayecto de la pierna que es inervado por el nervio ciático.

Que puede provocar una lumbalgia

Las causas más comunes que pueden provocar un dolor lumbar entre otras son, mecanicas, inflamatorias, neuropaticas, traumaticas, enfermedades viscerales etc.
 Podemos citar una serie de factores de riesgo en la aparición del dolor lumbar agudo como:
  • Defectos y vicios posturales
  • Debilidad funcional
  • Trabajo físicamente pesado
  • Posturas de trabajo estáticas
  • Flexiones y giros frecuentes del tronco
  • Levantamiento y movimientos  potentes, sobreesfuerzos.
  • Trabajo repetitivo
  • Vibraciones…..etc.

Cuando el dolor lumbar procede de un trastorno en los discos intervertebrales, este es un dolor bajo, intermitente, que se agrava por movimientos en flexión, que aumenta al estar mucho tiempo en la misma postura, y mejora en reposo con las piernas en flexión y al andar.

Una lumbalgia por causas mecánicas puede aparecer por sobrecarga funcional y postural. 
Por ejemplo alteraciones en la arquitectura vertebral (lordosis, cifosis), desequilibrios musculares como músculos abdominales sin tono, hábitos sedentarios, embarazo , obesidad, y sobrecargas musculares por actividades deportivas, pueden causar este tipo de lumbalgia mecánica.

Lumbalgia aguda

La lumbalgia aguda es aquella que dura menos de cuatro semanas y para diagnosticarla no suelen ser necesarias pruebas complementarias.
Suelen relacionarse con episodios previos de sobreesfuerzo, traumatismo, etc. y factores laborales y psicosociales predisponentes. El estrés puede jugar un papel importante.

Lumbalgia crónica

Seria aquella que dura más de doce semanas tras no haber mejoría con los tratamientos farmacológicos y físicos. Se deben realizar pruebas diagnosticas complementarias como resonancia magnética nuclear (RMN), tomografía axial computerizada (TAC), etc.

Tratamiento para el lumbago

Medidas a considerar:

  • Tratamiento farmacológico
  • Tratamiento físico
  • Programa de rehabilitación

Métodos físicos en el tratamiento de la lumbalgia


  • Hidroterapia (agua)
  • Crioterapia (frio)
  • Cinesiterapia (terapia por el movimiento). Puede ser activa o pasiva.
  • Manipulaciones
  • Termoterapia  (calor). Puede ser de un modo superficial con infrarrojos o más profundo con radiación de alta frecuencia, microondas, ultrasonidos, corrientes pulsadas etc.
  • Terapia con laser
  • Electroterapia (energía eléctrica), a base de corrientes de baja frecuencia, TENS, media frecuencia.

Que tomar para un lumbago: tratamiento farmacológico

En dolor lumbar agudo leve a moderado es habitual recurrir a dos tipos de tratamientos farmacológicos:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES) genalmente vía oral, con coadyuvantes o no.
  • Contrairritantes tópicos.

El objetivo principal del tratamiento farmacológico es eliminar el dolor.

Si el dolor es leve se han de administrar lo antes posible y a dosis máxima AINES, vía oral, como acido acetilsalicilico, ibuprofeno, diclofenaco, indometacina, piroxicam, naproxeno etc.

La pauta de dosificación sería:

Acido acetilsalicilico ,500-1000 mg cada 4-6 horas sin superar la dosis máxima de 4 gramos al día.
Ibuprofeno 400-600 mg cada 4-6 horas sin superar los 2400 mg al día.
Diclofenaco 25-50  mg cada 6-8 horas sin superar los 150 mg al día.
Piroxicam con una semivida de cuarenta horas permite una sola toma diaria.
También podría utilizarse paracetamol, analgésico sin actividad antiinflamatoria, sin superar los 3 gramos al día,en lumbalgias agudas sin componente inflamatorio.

En todos los casos, debido al efecto lesivo de la mucosa gástrica para estos farmacos, habría que valorar la necesidad de un protector gástrico.

Cuando el dolor es de carácter leve a moderado se administran opioides débiles como la codeína o el tramadol, a los que se pueden sumar alguno de los analgésicos anteriores.
El efecto secundario más reseñable en estos casos, es el estreñimiento.

Para casos de dolor moderado severo se recurre a fármacos opiodes potentes como morfina, metadona o fentanilo.

Cuando el dolor es severo requiere ser tratado en unidades del dolor en atención hospitalaria.

Coadyuvantes

Cuando es necesaria una mayor eficacia analgesica, junto a los fármacos anteriores, se pueden emplear algunos coadyuvantes como: corticoides, antidepresivos, antiepilépticos, relajantes musculares, benzodiacepinas, anestésicos locales etc.

Se pueden también asociar complejos vitamínicos del grupo B, formado por vitaminas B12, B6, B1, que protegen las fibras nerviosas, y potencian la acción analgésica de los AINES.

Medicamentos contrairritantes

La contrairritacion consiste básicamente en aplicar un estimulo externo pequeño, con el fin de anular o mitigar la percepción de otro más intenso.

Los agentes contrairritantes son aquellos capaces de producir un cierto estimulo (calor, frio, irritación, etc.) en la zona dolorida, con lo que el organismo reacciona modulando la transmisión del dolor.

Pueden ser en función del tipo de terminaciones nerviosas cutáneas sobre las que actúan:

  • Rubefacientes .Producen dolor (irritación) y calor. Son bastantes potentes. Los más utilizados son esencia de mostaza, esencia de trementina, salicilato de metilo etc.
  • Irritantes. Producen dolor localizado en la zona de aplicación. A diferencia de los anteriores no producen vasodilatación ni enrojecimiento de la piel. Aquí se encuentran la capsaicina y derivados.
  • Refrescantes. Actúan estimulando receptores nerviosos del frio. Los más habituales, el mentol, alcanfor, cineol y eucaliptol.
  • Vasodilatadores. Provocan una sensación muy marcada y localizada de calor en la piel. En este grupo se encuentra el nicotinato de metilo.

Estos agentes se encuentran formulados en variadas presentaciones, como linimentos, soluciones, aerosoles,pomadas,cremas ,etc.
Se pueden acompañar de un ligero masaje para complementar el efecto, excepto en el caso de los rubefacientes, ya que un masaje excesivamente vigoroso podría provocar más dolor.

Programa de rehabilitación

  • En lumbalgias agudas se incluye manipulación vertebral, crioterapia, masaje suave, reeducación postural, tracciones, movilización activa.
  • En el caso de lumbalgias crónicas además de educación sobre movimientos permitidos y no,electroterapia,masajes descontracturantes,reeducación postural, gimnasia progresiva,uso eventual de fajas lumbares, deportes adecuados, ergonomía en el trabajo etc.
Si tienes alguna duda,utiliza el formulario de contacto.

¡Hasta pronto!